Decoración y pintura Aguamarina, un azul fresco y radiante

Dormitorio color aguamarina

Color azul claro para pintar las paredes, con un aire fresco y renovador. Combinaciones más comunes, y recomendaciones para usarlo en los distintos ambientes.

El color Aguamarina es una tonalidad de turquesa o azul verdosa mas bien clara. Este color debe su nombre a la gema llamada aguamarina, de tonalidades similares dependiendo de su composición. Este color puede ser utilizado en cualquier ambiente del hogar o una oficina. El Aguamarina hace que los ambientes se vean vitales y frescos, especialmente si están acompañados de blanco.

Combinaciones con aguamarina

Generalmente la mayoría de los colores fríos combinan muy bien con el blanco, desplegando todo su potencial y haciendo que los espacios brinden una sensación de frescura, orden y elegancia. Ésta dupla es aconsejada para ambientes en climas cálidos, donde realmente puede ser apreciada.

Aguamarina y beige

Además de blanco, el color puede ser acompañado por grises, beises, y blancos rotos. Todo éstos colores no tienen influencia sobre la tonalidad aguamarina, haciendo que despliegue sus características en la habitación donde sea utilizada.

Por otra parte el color aguamarina también puede ser acompañado de otros colores. Éstos son tres ejemplos de combinaciones que puedes usar en una ambiente donde pintes las paredes con éste tono.

Aguamarina Teal
Ceniza
Aguamarina Negro
Blanco
Aguamarina Coral
Ceniza

El aguamarina en distintos ambientes

El color es adecuado para distintos espacios, pero en algunos siempre es más recomendado que en otros, dependiendo de las características del espacio y el carácter que deseemos que éste refleje.

Baños: Es un color muy utilizado en baños junto con el blanco, pero si lo llegas a utilizar procura tener buena iluminación. Puede que luzca algo frío y con cierto toque retro.

Baño aguamarina

Salón: En el caso de pintar con aguamarina la sala, lograrás un clima muy relajante y tranquilo, de apariencia sencilla pero agradable. No es bueno abusar de la tonalidad si quieres un clima animado o festivo. Puedes acompañarlo de color teal para dar algo más de carácter al ambiente.

Dormitorios: es una buena opción si se desea un clima fresco y descontracturado, aquí puede ser acompañado de tonalidades neutras como el blanco, negro, arena o beige para mantener la armonía.

Salon color aguamarina

Cocina o el comedor: puede ser algo triste y soso. Para evitara ésto deberías crear acentos de color que se destaquen y rompan con la monotonía. En éste caso podrías acompañarlo de azul marino, mostaza, malva, coral o verde menta.