Cuando decores con varios almohadones o cojines

Almohadones variados

Si te gusta decorar con muchos almohadones tu sofá o tu cama… aquí tienes algunos consejos para crear variedad en el conjunto sin caer en la monotonía.

Hace un tiempo vimos la posibilidad de decorar con almohadones en diversos colores, para obtener una ambiente descontracturado y diferente, pero si quieres crear variedad no solo tienes que enfocarte en este punto, también debes tener en cuenta las telas, los tamaños y las texturas.

Tamaños, formas y colores

Si estás decorando la sala no puede faltarte el toque espacial de los almohadones sobre el sofá, en algún sillón o simplemente en el suelo y sobre las alfombras. Verdaderamente los cojines son un recurso decorativo excelente para este ambiente de casa. Y una de las maneras de crear variedad es utilizando almohadones de distintos tamaños, mas grandes y más chicos pero sin exagerar.

Sofá almohadones cafés

Otra al alternativa que tienes para decorar con almohadones, si gustas de colocar muchos, es variar sus formas. Ya sea que decidas por comprar algunos que te gustaron, o lo hagas tu mismo, tienes cuadrados, redondos, cilíndricos, y decenas de formas diferentes.

Telas y texturas

Las telas es otro punto a tener en cuenta para variar, ya sea que decoras una sala, el dormitorio o cualquier espacio de tu hogar. Algunas telas comunes con las que se hace almohadones son chenilles, linos, madrass, gross, panas o corderoy, pero puede utilizarse casi cualquier tela, incluso tejidos a mano. Lo importante es que la textura de las telas no sean tan diferentes y vallan de acurdo al estilo de la decoración de tu espacio.

Dormitorio verde

Lisos y estampados

Combinar telas lisas y estampadas siempre viene bien, crea variedad pero sin sobrecargar el espacio. Y este recurso es especial para utilizarlo en la decoración con almohadones. Siempre es bueno combinar telas lisas y estampadas en colores similares a juego con el resto de los elementos del ambiente.

Sillon almohadones estampados

Lo importante al combinar distintas clases de almohadones es no desentonar. Si usas tamaños distintos sería bueno que fueran de la misma tela o forma, si usas telas distintas sería aconsejable que guardaran la misma proporción. Tal como si fueran una familia, cada uno de ellos tiene particularidades, pero también todos tienen cosas en común que los relacionan.