Combinar un gris suave en paredes

Interior blanco negro y gris

A la hora de pintar una habitación en gris puedes jugar a pintar en un solo color o en varias gamas de grises, combinar con blanco y colores vivos, o incluso jugar con papel pintado.

El gris es el no color por excelencia, por lo cual debemos de tener mucho cuidado a la hora de aplicar este color. Si lo combinamos bien, resulta muy elegante y es la base perfecta para múltiples decoraciones, desde la más clásica a la más minimalista.

Si digo cuidado, es por qué si no lo combinamos bien, puede dar como resultado un interior muy triste y apagado. A la hora de elegir el color de base en la carta, yo me decanto o por grises muy claros, tipo gris perla, o ya por grises muy oscuros como el gris marengo.

Sillones sofas gris

Con qué colores combina un gris suave

Depende del resultado que queramos obtener… Con colores pastel, obtendremos un interior romántico, con azul oscuro uno elegante, si nos atrevemos con los marrones o los verdes oliva, resultará muy de moda. Con colores vivos, resultará alegre: magenta o rojo son una excelente opción. Y dos clásicos que combinan perfectamente con este color son el naranja en cualquiera de sus tonalidades o el violeta. Nunca debemos de combinarlo con colores apagados, ya que el resultado sería muy tristón.

Dos ambientes en gris suave

Las maderas que van bien con este tipo de color, son los lacados blancos y las maderas claras, tipo castaño. Los cerezos, tampoco le van mal. No lo combinen con chapados de color ceniza. Resultaría demasiado monótono.

Es un color ideal para dormitorios, para salones… donde queramos conseguir un ambiente relajado. No está indicado para habitaciones infantiles, hay colores más alegres para ellos.

Sala gris suave

En baños, hay alicatados preciosos en este color, que combinados con pinturas en colores más vibrantes dan unos resultados espectaculares. Combinaciones gris-naranja, gris-rojo en el baño, son perfectas!! Sin embargo en la cocina es un poco menos aconsejable.