Decora tu casa de color lavanda, combinaciones recomendadas

Espacio color lavanda y blanco

Si no sabes cómo combinar el color lavanda te damos algunas ideas que pueden ayudarte, además debes saber qué sensaciones transmite y en qué lugares luce mejor.

El color lavanda es un tono muy agradable, tanto para pintar las paredes como para incluir en distintos elementos decorativos del ambiente al que pretendemos cambiarle la cara. Sin duda es una buena opción para crear un espacio tranquilo y con aspecto elegante.

El lavanda es una tonalidad poco saturada, es decir que no es un color muy intenso, sino que por lo contrario es un violeta con cierto toque grisáceo o azulado, lo que lo hace más discreto que otras tonalidades violetas.

A su vez, podemos encontrar gran variedad de lavandas, más suaves y oscuros. Si se utilizan para pintar las paredes: los suaves favorecen a la iluminación, con lo que se crean ambientes luminosos, especialmente si están acompañados de blanco. Los medios y oscuros crean espacios más imponentes y distinguidos.

Combinaciones de colores con lavanda: blanco, beige y grises

Dormitorio infantil lavanda

Los colores más comunes que combinan con lavanda son blanco, grises, beige, arena y marrones. También se puede acompañar de otras tonalidades violetas, verdes y azules.

Como decíamos, para favorecer a la iluminación de un ambiente es apropiado combinar ésta tonalidad con blanco. Además el color neutro, ya sea blanco puro, blanco roto o una tonalidad suave de gris, crea un contraste muy acertado haciendo destacar al color más intenso. Si pintas las paredes de lavanda puedes usar el blanco para los techos, molduras en las paredes, las cortinas, la ropa de cama, en cuadros en la pared y muchos detalles más.

Combinacion lavanda y beige en interior

Con beige, arena y colores tierra la combinación se hace más cálida y acogedora, y es apropiada en un lugar donde se pretende crear un clima con las mismas características. Esta combinación es exacta para el dormitorio, aunque también podría usarse en una sala o en el baño.

Por otra parte acompañado con gris el interior se torna algo más sofisticado y frío. Sin duda toma un aire mucho más elegante y un tanto moderno. El lavanda se transforma en el color adecuado para destacar una pared, o para utilizarlo en una colcha, en el sofá o la alfombra.