Diseñando el armario vestidor perfecto para nuestro dormitorio

Armario con espejo

El armario cumple una función muy importante, por eso si lo haces a medida dedícale un tiempo a diseñarlo bien, verás que es una inversión que merece la pena.

Tiene una gran importancia el tener un buen armario vestidor en nuestro dormitorio. Pensemos que guardamos en él toda nuestra ropa, complementos y, sobre todo las mujeres, tendemos a almacenar mucha ropa… aunque los hombres también.

Si tenemos la posibilidad de hacernos un armario vestidor a medida, es lo ideal, ya que lo podemos hacer siguiendo nuestras necesidades. Así, tendremos el espacio que nosotros realmente necesitamos para ropa colgada, ropa doblada, cajoneras, pantalonero, zapatero… etc, ya que en un armario standard, esos espacios no siempre van a cumplir con nuestras necesidades reales.

Como diseñar el armario ideal

Lo mejor es ponernos en manos de un buen especialista y diseñarlo mano a mano con él y decirle todo lo que queremos y necesitamos guardar en nuestro armario, pues está claro que él no va a adivinarlo. Hay quien necesita más espacio para ropa colgada, otros más estanterías, otros se decantan por más cajones…. Es una inversión importante, por ello tendremos que tener en cuenta todos los detalles, a priori. Corregirlos a posteriori, es más difícil y más caro.

Tendremos en cuenta el espacio con el que contamos. Es ideal si va entre dos tabiques, pero si no hay un segundo tabique, siempre podemos simularlo con un tablero de DM pintado del mismo color que el resto de la habitación. Queda mucho mejor que un costado del mismo material que el armario.

Las puertas también son muy importantes. Principalmente son de tres tipos: deslizantes o correderas, abatibles (que se abren hacia el exterior) o plegables. Las correderas son las más delicadas pero ocupan muy poco espacio, por lo que para espacios reducidos son las más recomendadas.

En cuanto a los materiales, hay una variedad inmensa… desde maderas, chapas, cristales, papeles. Opten siempre por papeles neutros, tipo japonés, rafias… jugando más con las texturas que con los dibujos. Otra opción para las puertas deslizantes, es forrarlas de espejo. Hacen parecer la habitación más grande y cumplen una doble función, ya que así tendremos también un espejo de cuerpo entero.

Ya conocen mi opinión… hagan un buen fondo, pero nunca demasiado marcado, por que las cosas demasiado marcadas en decoración, cansan muy rápido, son efímeras.