El sitio para la biblioteca

Las bibliotecas son muebles muy versátiles y útiles, los cuales pueden ubicarse en cualquier espacio de casa y cualquier hueco pude aprovecharse para colocar una de ellas.

La biblioteca es ese mueble que puede tenerse en la sala o en otros espacios como escritorios o estudios, si es que tienes un espacio para el trabajo o el estudio en tu hogar. Sin lugar a dudas desde hace mucho tiempo que las bibliotecas dejaron de albergar solamente libros, por eso se puede jugar con sus diseños y funcionalidades.

La versatilidad de las bibliotecas es la que permite pensar que puede ser instaladas tanto como desde lo alto a lo ancho de una pared, en un hueco, o cualquier espacio que decidas destinarle.

Si en una sala quedan dos puertas con una distancia de medio metro entre sí, puede ser una buena opción para ocupar este espacio con una biblioteca o completar con estantes. También puedes optar por usar la línea que genera en la parte superior para poner un estante que las una por sobre las puertas. Ideal para los que tienen pocos espacio, y como siempre se recomienda en estos casos aprovechar los espacios aéreos.

Otro buen lugar para poner una biblioteca son los pequeños pasillos que se presentan en algunos departamentos, como por ejemplo los que conducen al baño o a las habitaciones. Cualquier espacio que se genera en un lugar invita a ser ocupado por una biblioteca: bajo una escalera, los huecos de las persianas, espacios entre columnas.

Este mueble ha dejado de ser funcional a ser muy decorativo, es utilizado actualmente no solamente para ubicar libros, sino también aparatos electrónicos pequeños, cuadros, quizá alguna planta de interior o cualquier complemento decorativo. Siempre intentando mantener el equilibrio y no abarrotarla de objetos.

Publicado por , el 11 de enero de 2012, en la categoría Decoración, Muebles