La decoración en viviendas de alquiler

Sofa fucsia salon

Si eres dueño de un departamento o casa en alquiler podrás atraer inquilinos, por otra parte si alquilas debes sentirte a gusto, solo con pintura y algunos detalles puedes decorar fácilmente.

Decorar un departamento o una casa en alquiler no significa tirar el dinero, si no que por el contrario trae beneficios para los propietarios y también para los inquilinos, quienes harán de la propiedad su nuevo hogar.

Beneficios para el propietario

Si eres propietario y tienes viviendas en alquiler debes saber que es bueno mantenerlas en condiciones. Los potenciales inquilinos buscan siempre un lugar que cuente con todas las comodidades que puedan pagar, y que goce de buena apariencia.

Además de ésto, decorarla puede sumar puntos a tu favor. Recientemente a surgido una técnica en el mercado inmobiliario llamada Home Staging, que consiste en preparar y acondicionar el inmueble para su alquiler o venta de forma más rápida y a mayor precio.

Básicamente lo que se busca es potenciar las virtudes del inmueble y minimizar sus defectos, modernizar los ambientes y su decoración, reparar problemas en revestimientos y decorarlo de una forma agradable. La primera impresión es muy importante, y sin duda ésta es una técnica que ayuda a mejorar el negocio.

Si alquilas… siéntete a gusto

Por otra parte, si te toca alquilar una vivienda, no dudes en decorarla. Ten en cuenta que será tu hogar por un tiempo, al llegar a él después de horas de trabajo o estudio es el sitio donde debes sentirte cómodo y a gusto.

Hay que aclarar que los cambios no debes ser significativos, y antes de nada debes de hablar con el dueño de la propiedad. Pero si es posible puedes hacer pequeñas refacciones para mejorar las condiciones de tu nuevo hogar.

La pintura es un punto importante, si tienes el permiso del propietario, puedes pintar todas las paredes a tu gusto. Si no quieres tanto trabajo pinta una sola en cada ambiente, te resultará más rápido y económico  Y lo mejor… si es necesario dejar todo como estaba al marcharte, pues vuelves a pintar del color original.

Otras cosas que puedes agregar son cortinas nuevas, algunas alfombras para tapar el piso, cobertores en sillones y sofás, almohadones coloridos, todas las telas son muy importantes y son cosas que puedes llevarte cuando te vallas.

No agregues demasiados objetos que al mudarte te puedan sobrar. Solo basta con un elemento distintivo en cada ambiente.