Decorando habitaciones infantiles para varones y niñas

Los dormitorios infantiles, solo de bebe, tienen muy corta duración, por lo que es preferible elegir un programa de muebles que podamos ir cambiando a medida que el niño vaya creciendo.

En este capítulo, hay quien prefiere crear una habitación específicamente infantil o bien decantarse ya por un dormitorio juvenil. Dependerá en gran medida de la economía y de las ganas que tengamos de cambiar nuestra casa. Tenemos que pensar que un dormitorio de bebe, nos va a durar muy poquito tiempo, y si lo montamos ya directamente juvenil, nos durará mucho más tiempo, aunque también nos aburriremos de él mucho antes.

Los elementos necesarios

Que tal si creamos un dormitorio de bebé con vistas a uno juvenil? Hay programas amplísimos para crear este tipo de dormitorios, lo único que tenemos que hacer es elegir bien nuestras opciones. Eso sí, es necesario tener muy claro que los elementos típicos de bebe después tendrán que desaparecer, pero no podremos almacenar todo en el mismo dormitorio, como pretende mucha gente.

Cuarto de niña en verde y rosa

¿Qué necesita un dormitorio de bebe? Básicamente su cuna, una cómoda con cambiador, una butaca donde sentarnos nosotros, y dependiendo del dormitorio, un armario, si este no lo tiene ya. El resto, son todo elementos decorativos. Y para eso, podemos centrarnos en las paredes.

El color de las paredes

Olvidemos del azul para los niños y del rosa para las niñas, aunque reconozco que olvidarse del rosa para las niñas es mas difícil. A las niñas les encanta!! Pero el azul para los niños, no lo aconsejo. El azul es un color que absorbe la luz, así que… o está muy bien elegido, o el dormitorio se hará muy triste. Una opción es usar un azul suave, y combinarlos con blanco, blanco roto, marfil, arena, u otro color luminoso que genere un agradable contraste.

Paredes celestes

Las combinaciones de colores pueden ser muy variadas: por ejemplo el verde y blanco es una que va muy bien para cuartos unisex, también el naranja y el blanco. Pintar las paredes de un tono neutro y dejar el colorido para los detalles decorativos y los textiles es otra buena alternativa.

Detalles decorativos

Una idea es utilizar sticks en las paredes o papel pintado con motivos infantiles. Pero solo en una pared, o resultará demasiado cargante.

Poner estanterías a las que puedan acceder fácilmente para dejar sus juguetes, y que no tengan que escalar por ellas. Aprenderán a ser ordenados. Alfombras de colores alegres. En cuanto a las cortinas, mejor visillos. Los stores son muy bonitos, pero los cordones son como imanes para los niños… están todo el día tirando de ellos, y si no quieren estar todo el día montándolos, es preferible poner algo que no llame su atención tan poderosamente.

Naranja y verde

Colgar algún cuadro infantil, de colores alegres… e ir cambiándolos a medida que crecen. Cuando sean adolescentes, ya lo harán ellos mismos, con sus posters!

Lo principal es que el dormitorio vaya evolucionando y creciendo. No se puede quedar en dormitorio infantil, cuando ya se ha transformado en adolescente.