Pintura y decoración con colores apagados

carta colores apagados

Las sensaciones que se crean con los colores apagados al pintar las paredes o decorar un ambiente, y las combinaciones posibles para crear una habitación agradable.

Los colores apagados, los cuales también son conocidos como sucios, son colores agrisados de cualquier tonalidad existente, todo lo contrario a los colores más intensos y fuertes. La utilización de colores apagados en la decoración de interiores genera un ambiente de carácter sencillo y sobrio. Un termino más técnico y exacto de llamar a los colores apagados es decir que son colores insaturados.

Como deberías combinar los colores apagados

Utilizar un color apagado no hace necesariamente a un ambiente que parezca aburrido o triste, sino que puede que luzca más animado con el uso de complementos decorativos y distintos detalles en colores vibrantes dentro de la misma paleta de colores, o que combinen de una u otra forma. Por eso es imprescindible no abusar de las tonalidades apagadas y también usar colores intensos, así como también blanco o negro para generar un contraste agradable.

azul agrisado

Puedes combinar colores apagados con cualquier otra tonalidad, especialmente blanco roto, crudo y beige, con lo que se genera un clima cálido.

Cuándo deberías usar colores apagados

Los colores apagados son especiales para pintar las paredes, principalmente si no deseamos crear un efecto muy chocante. Es la alternativa segura a un color pastel o suave. Para este caso es perfecto usar un azul grisáceo, un verde seco o un lavanda, o cualquier otra tonalidad apagada.

Dormitorio pared azul apagado

Para no caer un un ambiente que luzca triste y apagado no debes abusar del uso de éstos colores, más bien combinarlos con blanco y tonos vibrantes.