Pintura y decoración con violeta, combinaciones

Dormitorio azul y morado

Son colores que pueden hacer ver a los espacios elegantes, y a los objetos modernos y lujosos, generalmente se combina con colores neutros como blanco, gris y beige.

Propiedades del color violeta

Al violeta siempre se lo ha visto como un color que emana elegancia y distinción. En las tonalidades más oscuras luce profundo y sereno. Por otra parte las tonalidades intensas son atractivas y dinámicas. Tiene la propiedad de crear espacios frescos y relajantes.

Salon violeta y blanco

Si has escogido al violeta para decorar un cuarto de tu casa como color principal, obtendrás un resultado elegante y muy agradable. Sus distintas tonalidades harán que luzca más o menos iluminado, también todo dependerá de los colores con los que sea acompañado.

Combinaciones con violeta

Es un color difícil de combinar si no cuentas con algunas nociones básicas, o no tienes en qué inspirarte. Hay algo seguro, que se lleva muy bien con tonalidades neutras luciendo moderno y elegante, y con tonalidades naturales haciendo de las habitaciones lugares cálidos y serenos.

Dormitorio violeta

El blanco siempre será el compañero ideal, especialmente en los interiores menos favorecidos por la luz natural. Además le sientan muy bien los grises, el negro y el plata. Por otra parte el arena o el beige pueden ser compañeros bastante habituales.

Si has decidido pintar una pared de amarillo en cualquier ambiente de casa, y quieres sumar un poco más de colores y vitalidad puedes decirte por verde pistacho, mostaza, magenta, chocolate o turquesa. Usando una o dos tonalidades de las anteriores crearás un espacio más jovial y atractivo.

Ambientes decorados con violeta

Quizás no sea un color apropiado para pintar todas las paredes de una habitación, es mejor dejarlo para un sector en especial, pintar una pared. Es muy apropiado para tapizados, textiles y otros detalles decorativos.

El color lavanda

De otra forma los lavandas son tonalidades suaves, muy agradables y relajantes. Una opción mucho más utilizada que la anterior, y apta para cualquier ambiente. Es habitual ver decoraciones de salones y dormitorios en éstos tonos, pero la posibilidad de combinarlo es tan variada que lo hace adaptable a cualquier espacio de casi todos los estilos.

El lavanda es un buen color para una habitación infantil, para el cuarto de un bebé, e incluso para el dormitorio principal. Para combinarlo… de igual manera que el violeta, y en este caso se pueden utilizar tonalidades oscuras como violeta o chocolate.