Un hidromasaje en casa

Aquí te presentamos distintos modelos de hidromasajes según el tamaño que necesites y el espacio disponible para su instalación, desde lo más clásico a lo sofisticado.

Como cada baño es un mundo, los diseñadores se han tomado el tiempo suficiente para poder pensar distintas alternativas. De esa manera, casi todos los cuartos de baño van a tener la posibilidad de contar con un hidromasaje. Alguno de los estilos que se puede encontrar en el mercado son los siguientes:

El clásico

Este es el modelo más común en materia de hidromasajes, ideal para espacios grandes ya que para que pueda ser aprovechada en su máximo expresión es ideal que estén en el centro de un baño. Pueden ser circulares u ovalados.

Octagonales o cuadradas

Al igual que las anteriores están destinadas a grandes espacios. Estas suelen tener una dimensión aún mayor. Generalmente tienen una suerte de desnivel o escalones que le permiten su segura salida.

Rectangulares

Destinadas a ocupar el espacio que hoy ocupan las tinas comunes. De tamaño similar a las bañeras hogareñas son la mejor opción para colocar un hidromasaje.

El esquinero

Otra opción para los que tienen un baño relativamente grande y no quieren despedirse de su tina o ducha en donde realizan sus baños diarios es incorporar un hidromasaje esquinero. Elegido también por los que no tienen espacio, este lugar es como las típicas bañeras pero un poco más chica.

Cuantas son las personas que cuando salen de vacaciones se enamoran de las tinas con hidromasajes. Por suerte, en la actualidad es posible contar con una de ellas en casa.

Fotos: Jacuzzi

Publicado por , el 12 de diciembre de 2011, en la categoría Ambientes, Baño