Vistiendo los suelos de casa con alfombras

Alfombra al costado de la cama

Las alfombras dan vida y color a nuestra casa, hay una gran oferta en el mercado, dependiendo de nuestros gustos y de nuestra economía podemos vestir nuestra casa sin ningún problema.

Cuanta vida y color dan a nuestra casa las alfombras y que calentitas resultan!! Como en todo, hay una oferta extraordinaria en el mercado, para todos los gustos y todos los bolsillos. Lisas, estampadas, clásicas, modernas, de pelo corto, largo, sintéticas, de seda, de lana…

A la hora de comprar: tipos de alfombras

Tenemos que tener en cuenta para qué la queremos, y el rendimiento que esperamos sacarle. No es lo mismo comprar una alfombra de “moda” y por capricho que una alfombra “buena” y duradera.

Almbra en salon moderno

Ahora, están muy de moda las de pelo largo. Estéticamente, nada que reprocharles, son muy bonitas y además muy suaves al tacto, pero… a la hora de limpiarlas se me ponen un poco los pelos de punta, y ya si hay niños pequeños en casa, me las imagino llenas de miguitas de pan. Comprenderán entonces porqué me inclino por las de pelo corto.

Dentro de estas, las hay acrílicas, de lana, de seda. Para las personas alérgicas sin duda alguna las acrílicas son las indicadas. Las de seda son super delicadas y muy caras. Dentro de las de lana también tenemos que saber escoger, las hay de lana pegada (el reverso es uniforme) y de lana anudada (en el reverso se ven los nudos). Las de lana pegada sueltan mucho pelo mientras están nuevas. Las anudadas sueltan menos pelo, o incluso nada.

Alfombra dormitorio adolscente

Casi todas las de diseño moderno son de lana pegada, mientras que las orientales son anudadas. Y cuando hablamos de alfombras orientales no caigamos en el tópico de alfombra clásica, que por supuesto las hay. Mis favoritas son las de karaj moderno de Pakistán.

Son alfombras de pelo corto, de lana y según les de la luz se ven más claras o más oscuras. Una joya de alfombras. Tienen un colorido excepcional y se pueden combinar diferentes diseños para un dormitorio, por ejemplo (huyendo del típico “dúo”).

A la hora de comprar: tamaños de alfombras

Hay diferentes opiniones. Personalmente me gusta que la alfombra “respire”, que no agobie, que deje espacio y no que se meta por debajo de los sofás ni de las camas. Lo mismo que las pasilleras. No me gusta ver un pasillo donde sólo se ve alfombra. También me gusta ver el suelo.

Y hablando de pasilleras, una opción muy simpática (y económica) es poner tres alfombras redondas de distintos colores, sustituyendo a la pasillera de toda la vida. Pero si son más clásicos, mejor optar por dos alfombras más cortas y combinadas que por una demasiado larga. Da un aspecto demasiado uniforme y un tanto aburrido.