Microcemento pulido sobre alicatado

Baño revestido de microcemento

El microcemento es un revestimiento cementício que puede ser utilizado para cubrir azulejos viejos o cerámicos en paredes y suelos de baños, cocinas y otras superficies.

Todos sabemos lo engorroso que es el levantar el alicatado de una cocina o un baño. Por eso te recomiendo elegir azulejos más bien clásicos o intemporales, con poco dibujo y que no pasen de moda. Muchas veces esto no es posible debido a que hemos comprado una casa de segunda mano, donde tenemos que soportar estoicamente un azulejo de los años 40, donde los dibujos eran realmente marcadísimos y bastante feos para la actualidad.

Mesa en la cocina microcemento

Si después de pagar la hipoteca aún nos queda dinero y ganas para seguir con la reforma… adelante. Nos enfrentamos a una de las más latosas y ruidosas tareas, desescombrar todo levanta mucho polvo, es muy sucio y realmente caro. Después tendremos que elegir un nuevo azulejo, volver a alicatar… una obra muy compleja.

Una solución que tenemos hoy en día, que nos facilita mucho las cosas, es el microcemento pulido. Este consiste en dar una capa de cemento muy fino, sobre los azulejos y suelos, de diferentes tonalidades (hay una gama amplia de colores, dependiendo de dónde lo compremos). Una vez pulido el resultado estético es muy aceptable. Es muy resistente a la humedad y muy duradero.

Encimera baño revestida con microcemento

No es que nos salga baratísimo… sobre todo la mano de obra especializada es lo que nos va a subir el precio, pero comparado a picar, desescombrar, comprar azulejo y alicatar, pues sí, es más económico y muy novedoso.

Las superficies quedan totalmente lisas, sin ninguna junta y el aspecto es como haciendo “aguas”. Personalmente, me gustan mucho los colores oscuros: los granates, verdes, marrones y cobres. En un baño con una buena iluminación quedan muy “modernos”. En una cocina, un color cobre con haya claro también es una combinación muy bonita.

Otros usos del microcemento pulido

Cocina con barra blanca

Es una manera de cambiar, economizando. Este es uno de los muchos usos que se le da a este material. También se utiliza para recubrir muebles, escaleras, encimeras… y para otras partes de la casa, como no. Para suelos de salones, cuando se pretende tener un pavimento continuo sin ninguna junta, en entradas, etc.

Ademas el microcemento se puede aplicar sobre diversos materiales como placas de cartón-yeso, paredes de yeso, paredes revestidas con mortero de cemento o revoque, e incluso en suelos de hormigón y hasta mármol. Cada una de las superficies deben de tener un adecuado tratamiento para que resultado sea el óptimo.