Consejos de Feng Shui y colores para cada ambiente

Salon pared oxido marron

Algunos consejos para decorar en base a la filosofía oriental del Feng Shui distintos ambientes de la casa: la cocina, el dormitorio, la sala y el comedor.

El Feng Shui es la forma de aplicar la filosofía oriental en la decoración hogareña, para ello solo debes seguir una serie de recomendaciones que te permitirán armonizar tu casa. La idea es separarla por ambientes y señalar cuáles son las necesidades que tienen cada uno de ellos.

En la cocina

Es por definición el lugar en donde dos de los elementos más importantes conviven en ella. El fuego y el agua. Lo ideal es usar tonos color amarillo, tierra, natural o tostado evitando el rojo y el azul.

La cocina debe ser fresca y luminosa, por lo que debes evitar a toda costa crear espacios oscuros. Ayuda con lámparas y colores claros. Despeja el espacio de elementos innecesarios y deja solo los imprescindibles. Mantén el orden y la limpieza. En cocinas pequeñas usa muebles de apariencia liviana, estantes para organizar los objetos, y evita muebles demasiado voluminosos.

En el dormitorio

El elemento mas importante del dormitorio es la cama, y según el Feng Shui deberás colocar el cabecero de la cama lejos de la puerta y apoyado en la pared. Además se recomienda que sobre la pared del cabecero no tener colocado nada. Fíjate que la cama no quede alineada con la puerta.

Con respecto a los colores, deberías optar por los suaves, evitando a toda costa colores intensos, a los que sí podrías dejar para complementos. Los azules y verdes son colores fríos que crean un espacio ideal para la relajación y el descanso. Por otra parte los cálidos como el rosa se relacionan con el romance y mejoran la vida de pareja. También son apropiados los tonos beige, marrones, naranja y sus derivados.

En el comedor

Trata de dividir la sala del comedor, el mismo no puede ser nunca el lugar social de la casa, y debes procurar utilizarlo solo para comer. Esto no quiere decir que tengas necesites un ambiente especial para cada uno de ellos, sino que el mismo espacio puede tener ambos sectores bien definidos.

Aunque los colores blancos o arenas pueden ser apropiados para mejorar la iluminación, tienes la oportunidad en este caso de utilizar tonalidades de naranja, amarillo o verde. Estos animados colores incentivan al diálogo entre las personas y crean un clima descontracturado e informal.

En el salón

En la sala por su parte, tienes que procurar que los asientos se encuentren ubicados formando ángulos de 90 grados, de esta manera se genera el espacio apropiado para que surjan conversaciones interesantes. para los mismos usa tapizados cómodos y suaves, preferentemente de fibras naturales. Usa cortinas adecuadas, delgadas que permitan un buen paso de la luz natural.

Para el salón, los colores recomendados son los tonos terrosos, medios y suaves, como el beige, arena, crema, etc. Según el Feng Shui puedes usar otras tonalidades más intensas, pero lo mejor es evitar los contrastes muy marcados, manteniendo cierta armonía de colores entre los distintos elementos de la decoración del ambiente.