Renovar los pisos o suelos de casa con pintura

Piso pintado de verde

En las siguientes líneas podrás encontrar una serie de consejos para pintar los pisos y dar un nuevo color a la vivienda, puede resultar muy económico y sencillo.

Aunque no lo parezca, el piso es muy importante para la decoración de un ambiente ¿Te has puesto a pensar de que manera cambiaría tu dormitorio si cambiaras el color del piso? Podrías obtener un gran cambio, además de contar con mayor cantidad de posibles combinaciones de colores para decorar.

Hoy en día en el mercado, existe una gran variedad de pinturas para poder renovar los pisos. Por ejemplo, las pinturas especiales para pisos son resistentes a la lluvia, a los rayos UV, al alto tránsito, y además son antideslizantes, lo que las convierten en una alternativa más que atractiva para renovar los pisos o suelos.

Debes tener en cuenta el material con el que está hecho la superficie a pintar, puede ser madera, cemento, cerámicos, y no todos tienen el mismo tratamiento y no todos aceptan ser pintados, especialmente aquellos como el mármol, cerámicas o porcelanatos de alto brillo. Pero para el resto hay pinturas que se adaptan muy bien y pueden cambiar por completo su aspecto. Puedes pintar todo de un color homogéneo, o de otra forma crear tu propios diseños.

Pasos para pintar los suelos

Pintando el piso

En un primer momento, se deberá preparar el suelo. Éste es un punto más que importante al pintar cualquier tipo de superficie ya que si no se prepara es muy probable que el resultado sea muy diferente al esperado. Para ello, solo se debe limpiar de cualquier resto de polvo, humedad, aceites, ceras, detergentes, etcétera. Ten en cuenta que la superficie a pintar debe estar totalmente seca. En el caso que los pisos hayan estado previamente pintados, el procedimiento a realizar es el mismo que al pintar paredes.

Tal vez algunas pinturas necesiten que lijes el suelo para lograr un superficie apta para la adherencia de la misma. Otras superficies, debido a sus características, no son apropiadas para el lijado.

De aquí en más los procedimientos varían ya que cada pintura tiene su manera de ser aplicada para alcanzar su máximo rendimiento, en tal caso se recomienda seguir las recomendaciones que aparecen en las etiquetas de los envases.

Una vez pintado el suelo, y con la cantidad de manos suficientes, es necesario un tiempo de secado prudencial antes de que la habitación pueda ser ocupada.