Consejos para generar ambientes luminosos

Ambiente luminoso amplio

Concejos prácticos para aprovechar la luz del día e iluminar cada una de las estancias de nuestro hogar, obteniendo amplitud visual y espacios agradablemente vitales.

Una casa iluminada con luz natural es una casa más amplia, activa y agradable. El elemento indispensable para lograr esto son las ventanas y su correcta orientación. Pero cuando deseamos obtener más claridad es posible aplicar algunos trucos para sacar el mayor partido de la luz existente.

El color de la pintura

Los colores claros son los más aptos para espacios pequeños y poco iluminados. Reflejan la luz y hacen que la estancia se vea amplia. Por esto es recomendable descartar tonalidades cálidas y/o oscuras. El color blanco es el rey de la luz.

Si prefieres una pared en un color mas subido de tono o intenso es recomendable que NO se encuentre frente a una ventana, escoge otra.

Las cortinas

Las telas indicadas para cortinados son claras, preferentemente blancas y livianas. Si en algún momento del día necesitas algo de oscuridad puedes utilizar una cortina doble con telas pesadas u oscuras, o “blackout”.

Estor blanco

Puertas vidriadas

Las puertas comunes pueden ser reemplazadas por puertas vidriadas que permitan el paso de la luz, desde el exterior o entre los ambientes mas y menos luminosos de la casa. Los vidrios suelen ser transparentes, o translucidos si se desea mayor intimidad.

Los muebles

Se prefieren muebles bajos y en tonalidades claras, de esta manera se logran habitaciones luminosas y además amplias, debido a que se aumenta el espacio al altura del observador. Es importante una correcta distribución del mobiliario.

Cortinas blancas comedor

Telas y complementos

Aunque es bueno que las telas también se puedan utilizar de colores claros, esta es la posibilidad de generar un contraste claroscuro o dar la pincelada de color al interior de la estancia, debido a que son superficies más pequeñas que no reflejan demasiada luz.