Estilos de decoración de interiores

Interior rústico industrial

Qué son realmente los estilos de decoración interior, cómo surgieron a través del tiempo, y estilos decorativos más populares en la actualidad para decorar tu casa.

Tener una idea de cómo ambientar un interior es uno de los puntos principales en la decoración. La idea decorativa se puede componer a través de la utilización de los muebles, objetos decorativos, iluminación, telas y colores. Pero una forma que puede simplificar las cosas es utilizar “guías” particulares para crear un ambiente especial.

Ésto es un estilo de decoración, a grandes rasgos una forma particular de proyectar ese diseño en un espacio. Tal puede ser su particularidad que se diferencia en mayor o menor medida de otras formas de decoración. Es aquí donde se abre una variedad de estilos y mezclas de los mismos, los cuales usan determinadas formas, colores, iluminación, disposición y elementos que los hacen únicos.

Los estilos decorativos han sido influenciados principalmente por la arquitectura o por las corrientes artísticas de la época en la que surgieron. Así tenemos estilos como el Minimalismo en decoración, descendiente directo de la corriente artística minimalista que surgió en respuesta al colorido Pop Art, éste último también un conocido estilo retro decorativo.

Algunos estilos decorativos actuales

Estilo minimalista: En una decoración de éste tipo se apuesta por la menor cantidad de objetos posibles, intentando tener un espacio amplio, despejado de muebles innecesarios, pero que a la vez luzca soverbio y elegante. Se utilizan colores neutros con pequeños contrastes en tonalidades intensas.

Estilo rústico: Una apuesta a lo natural y a las casas campestres o de siglos atrás. Se utiliza mucho la madera en muebles y revestimientos, objetos antiguos como adornos de valor, fibras naturales, lanas, pieles y cuero. Los colores usualmente usados son tonalidades tierra, cálidas y naturales. Ver sobre decoración rústica

Estilo Shabby Chic: El origen de éste estilo es muy actual, con un toque retro pero actualizado. Se utiliza mucho el color blanco y los tonos pasteles, las flores en estampados, las telas con volados y muebles antiguos reacondicionados. Es un estilo muy delicado y femenino que intenta crear en un interior un espacio con las mismas características. Ver sobre decoración Shabby Chic

Estilo vintage: todo lo vintage o retro o lo pasado, pero estos estilos básicamente se esfuerzan por recrear las decoraciones de distintas épocas del siglo pasado. Es frecuente el uso de empapelados en paredes, muebles de diseño como las sillas de diseño. Lámparas de lava, o ésos objetos que quedaron en el recuerdo y que ahora se han transformado en una pieza de valor. Ver sobre decoración retro

Estilo nórdico: Es un estilo bastante popular, proveniente de los países nórdicos, del norte de Europa. También es llamada estilo escandinavo y se caracteriza por ambientes con detalles minimalistas, de paredes blancas y con los muebles necesarios, a lo que se le suman aportes naturales como el uso de la madera, cuero y pieles. La buena iluminación es un punto importante en la decoración nórdica.

Estilo étnico: Todo lo que tenga que ver con las culturas originarias de distintos países del mundo se puede incluir en el estilo étnico. Es así que una decoración étnica pensada en el sur de América no puede ser igual que una sobre la India o del norte de África. Los elementos que se incluyen deben traer reminiscencias de su cultura y el uso de materiales y muebles propios del lugar.

Estilo industrial: Éste nació en los loft de los Estados Unidos, cuando pasaron de ser viejas factorías a viviendas de artistas y hasta personas adineradas. Una decoración industrial necesita de un espacio amplio, de varios metros cuadrados de superficie y techos altos, ventanales grandes y paredes rústicas. En el mobiliario se utiliza el hierro, el acero y el vidrio, en contraste con la madera. Ver sobre el estilo industrial

Durante la decoración es posible adoptar los estilos como referencia, teniendo en cuenta dimensiones o incluso el dinero disponible. Todo esto hace que en cada ambiente se fusionen las “reglar generales de un estilo” con los gustos personales y necesidades, generando un ambiente único y personal.