Iluminación general en la decoración interior

Ambiente blanco iluminado

Veamos qué es y como usar la iluminación general en la decoración de interiores, además algunos consejos útiles, combinación con luz puntual, luz general directa, indirecta y difusa.

La función de la “iluminación general” es bañar de luz de una forma homogénea todo un ambiente, para la realización de las tareas básicas del lugar y no para tareas específicas donde se necesite mayor iluminación o focalización de la luz.

Por lo general éste modo de iluminar los interiores podría ir complementado con una iluminación del tipo puntual, para dar mayor confort en el desarrollo de las actividades y con menor esfuerzo visual.

Es común utilizar una iluminación cenital en el centro del techo de la habitación para de ahí iluminar toda la misma. El requisito de ésta es que se ubique muy por sobre el nivel de la visión para evitar deslumbramiento. En oficinas o lugares mas amplios la luz es más alta y generalmente se encuentra junto al techo.

Luz directa e indirecta

La iluminación general puede estar dada de forma directa o indirecta, es decir que puede incidir directamente sobre el plano del suelo alumbrando los objetos en la parte inferior de la estancia, o estar orientada hacia las paredes y/o el techo, al rebotar en los mismos la luz se dispersa en el ambiente, no incide directamente evitando el deslumbramiento y crea un habitación de mayor confort visual.

Iluminacion general en cocina

Una luz general también puede ser difusa

Esta se obtiene al ser irradiada en el ambiente a través de un llamado “difusor”, que puede ser cualquier material translúcido (no trasparente) que permita el paso de la luz pero distorsionada. Una pantalla de tela o vidrio esmerilado son las mas comunes y simples formas de obtener una luz general difusa.