Planificando la decoración de tu casa desde cero

Diseño de casa

Si piensas decorar tu hogar es importante que primero busques ideas y definas un estilo, para seguir deberás hacer un plano para distribuir los muebles y el espacio, culminando con lo que tienes pensado gastar.

Es muy importante saber que si quieres decorar tu casa como lo hace un profesional, debes seguir los pasos que los mismos siguen para obtener un resultado acorde a tus gustos y que supere tus expectativas, verás que no es demasiado complicado.

Buscar inspiración, definir gustos y estilo

Como primer punto debes buscar inspiración, y aquí te pueden ser muy útiles las clásicas revistas de decoración, y las fotos que puedes encontrar en la Web. A través de esto podrás ir definiendo tus gustos y teniendo ideas de lo que puedes llevar a cabo.

Además de inspiración, también puedes encontrar muebles, sofás, escritorios y otros productos online para el hogar, así sabrás que lo que quieres está disponible en alguna tienda, y de esta manera pasar al próximo paso con ideas claras.

Hacer un plano

Hacer un croquis o plano, aunque sea no tan detallado, te ayudará a distribuir los muebles y aprovechar lo mejor posible los espacios disponibles. A la hora de hacer un plano debes tener en cuenta:

  • Dimensiones de tus ambientes
  • Ubicación de tomas de corriente y llaves de luz
  • Muebles pensados y realmente necesarios
  • Tamaño y ubicación de éstos muebles
  • Caminos o zonas de tránsito
  • Abertura de puertas

Hacer reparaciones

Antes de ponerte a decorar es necesario que verifiques el buen estado de todo la vivienda. Es importante reparar imperfecciones, cañerías rotas, puertas y ventanas. Todo esto es conveniente hacerlo antes de decorar, además para que puedas definir un presupuesto acertado.

Definir un presupuesto

Y todo lo que hace realidad tu nueva decoración es el tiempo dedicado y el dinero con el cuentas. Ya seas que tengas pensado comprar un mueble nuevo para la tv, o restaurar uno antiguo, siempre es necesario gastar algo.

Recuerda que no hace falta agregar demasiados cuadros, muebles y detalles. Siempre hay tiempo para completar la idea decorativa que tienes en mente, o ir cambiando a nuevas ideas. Mejor céntrate en una decoración minimalista, siempre previendo el futuro al planificar la distribución y hasta la elección del mobiliario.