Renueva toda tu casa sólo con pintura

Pintando pared naranja

Para renovar la apariencia de tu hogar puedes valerte sólo de la pintura, cambiando el aspecto de las paredes, las aberturas, el suelo, los muebles, mesas y sillas.

La pintura es un material excelente para cambiarle la cara a la casa. Solo bastan unos pocos litros, algo de trabajo y creatividad para dejar cada uno de los espacios como nuevos. Además con los distintos tipos de pintura disponibles actualmente, es posible pintar sobre casi cualquier material con buenos resultados.

En ésta nota te ofrecemos una forma sencilla y económica de renovar tu hogar. Pero si planeas un reforma más profunda sería bueno que tuvieras en cuenta estos tips para remodelar tu casa, con el objetivo de planear adecuadamente los cambios sin descuidar los costos que la obra pudiera acarrear. Entonces veamos cómo podemos comenzar:

Pintar las paredes y cielos

Es lo clásico, siempre que deseamos un cambio lo primero que se nos ocurre es pintar las paredes. Pero si la pintura anterior aún se encuentra en buen estado no es necesario volver a repintar todo a nuevo. En este caso puedes destacar una pared de un color diferente para crear un acento en cada ambiente. Si lo deseas también puedes pintar el cielo raso, notarás el cambio que puede aportar este detalle.

Pintar puertas y ventanas

Es bueno renovar la pintura de las aberturas de tu casa cada pocos años, especialmente si son de madera. Seguramente en el exterior el agua y el sol se han encargado de dañar su buen estado original. Si tienes puertas y ventanas barnizas puede representar un gran cambio pintarlas de blanco, o el color más adecuado para tu casa. Utilizar un color atractivo para la puerta de entrada es una buena idea para salir de lo común y dar la bienvenida a tu hogar.

Pintar el suelo

En el mercado hallarás pinturas especialmente formuladas para resistir el alto tránsito y roce intenso. Èstos productos para pisos o suelos pueden ser utilizados tanto en interior como exterior, y sobre diversos materiales. Si ya estás cansado de esas viejas baldosas, o ese viejo piso de madera, es posible que renovar los pisos con pintura otorgue una nueva y bonita apariencia.

Pintar interior y exterior de muebles

Los muebles no se salvan de nuestras brochas, pudiendo pintarlos solo por las caras externas, o incluso en el interior. Está muy de moda revivir esos viejos muebles de madera barnizados de un color oscuro, y pintarlos de un luminoso blanco, o tal vez  un color vibrante como turquesa, verde, naranja, o el más adecuado para tu ambiente. Para terminar con la renovación del mueble puedes cambiarles las perillas, pomelas o tiradores, por unos nuevos de diseño actual o de cristal.

Pintar mesas y sillas

Si quieres darle un toque de color a tu comedor puedes pintar las sillas de un color vivo, todas iguales o todas diferentes. Las más indicadas en este caso son las sillas antiguas de madera o metálicas. Hasta puedes usar una de cada tipo, o combinar sillas con un banco para varias personas. También las pequeñas mesas auxiliares suelen ser pintadas creando un llamativo toque de color en el sitio donde se encuentren, como una consola en la entrada de la casa, las mesas de noche en el dormitorio, o la mesa de centro en la sala.

Pintar azulejos

Cambiar los azulejos o revestimientos cerámicos de la cocina o el baño es uno de los trabajos más engorrosos de renovación. Pero si actualmente cuentas con pinturas especiales para pintar sobre estos materiales… ¿para que te vas a tomar tanto trabajo?. Puedes darle un color nuevo a tu cuarto de baño y al sector de la cocina, para que se adecue al color del resto de las paredes.