Pisos de cerámica y porcelanato, sus diferencias

Sala amplia on ceramico gris rustico

Están constituidos por materiales distintos, por lo que varía su calidad, pero ambos tienen propiedades que los hacen adecuados para determinados ambientes interiores.

Los suelos de cerámicos o porcelanatos tienen la ventaja de ser de fácil limpieza, impermeables y resistentes. La variedad de diseños los hacen apropiados para distintos ambientes y decoraciones.

Las baldosas de cerámica y porcelanato son similares pero de una composición distinta. El cerámico es estructuralmente de arcilla y tiene un acabado de esmalte que brinda las propiedades de impermeabilidad, color, dureza, textura y brillo. A su vez su rugosidad varía de acuerdo al transito del sitio donde sea utilizado. También pueden encontrarse en el mercado cerámicos antideslizantes con mayor adherencia que otras presentaciones.

Suelo de porcelanato satinado

Por otra parte el porcelanato esta compuesto íntegramente de un mismo material cocido a altas temperaturas el cual le confiere sus propiedades. Se le aplica un efecto de acabado, especialmente brillante (lustrado) y muy delicado, utilizado en elegantes interiores. El mismo es de un costo superior al cerámico y de mayor durabilidad, pero básicamente las propiedades son las mismas.

Ya sean suelos de cerámica o porcelanato, son los mas apropiados para baños, cocinas y lavanderías o cuartos de lavado. Sus propiedades de impermeabilidad ante el agua y los aceites los hacen la opción casi obligatoria, aunque en el resto de la casa se utilice un piso de otro tipo. También es una buena opción para todos los ambientes.