Decoración con almohadones en la sala y el dormitorio

Almohadones varios

Los almohadones o cojines crean un ambiente más informal, y son un excelente recurso para decorar cualquier dormitorio o la sala, mira algunas sugerencias para usar estos cómodos complementos.

La versatilidad de los almohadones hace que lo puedas ubicar en cualquier ambiente, así como también sobre gran variedad de muebles, haciendo del espacio un lugar más confortable y descontracturado.

Los clásicos almohadones suelen ser los cuadrados, aunque también hay almohadones pensados exclusivamente con fines decorativos con lo que podrás encontrar modelos de distintas formas geométricas, incluso con otros motivos como flores, letras, animales entre las más conocidas.

Cuando decores la sala

Mesa de centro y cojines coloridos

Una buena opción para renovar un sillón es agregarle varios almohadones de distintos colores, tramas, estampados y formas. Eso le dará un toque moderno y alegre al lugar, sin lugar a dudas una invitación a ponerse cómodo y a gusto.

Si tienes alguna estantería en la sala, puedes poner almohadones en la parte inferior, para que estos sean utilizados en caso de ser necesarios, como para sentarse en el suelo a jugar con niños. También usa almohadones en lugar de puf, sobre la alfombra.

Y cuando decores los dormitorios

Almohadones en la cama

En las habitaciones, la superposición de almohadones le da un carácter mucho más cálido, sobre todo en habitaciones matrimoniales. Los almohadones son los indicadas para decorar la cama, el mueble principal en cualquier dormitorio.

Para las habitaciones de los niños son cada vez más los diseños que se pueden conseguir con motivos infantiles y de sus personajes favoritos. De otra manera siempre puedes utilizar los clásicos diseños de animales, mucho más especiales si están hechos en casa.