El rojo en ambientes clásicos y modernos

Comedor paredes rojas

El rojo es un color que da vida y ambiente a nuestra casa, es muy llamativo y tiene muchas tonalidades, solo debemos saber elegir la que más se adecue a nuestros gustos y al espacio.

Es un color llamativo y excitante  Muy cálido y da una impresión muy acogedora al ambiente dónde se encuentra. Ahora que si nos pasamos, corremos el riesgo de que nos canse muy, muy rápido. Es apto tanto para ambientes clásicos como modernos, todo depende de la tonalidad que elijamos.

Para un dormitorio moderno

Podemos combinar, o bien el fondo en blanco y el cabecero en rojo, o a la inversa. Y también podemos cambiar el blanco por un gris muy claro.

Dormitorio pared roja

En cocinas

Es uno de los colores que más se llevan últimamente y uno de los colores más agradecidos tanto en la fórmica de alto brillo. Combinado con blanco conseguirán una cocina muy alegre, moderna y llena de energía.

En dormitorios juveniles

La mezcla de rojo-blanco, es ya un clásico. Resulta enérgico, alegre. Combinado con muebles metálicos, será perfecto para un estudiante. Lo mismo si queremos hacer un pequeño estudio en casa.

Colores calidos cuarto infantil

Para ambientes clásicos

Para un salón, es perfecto el rojo inglés. Queda muy bien en éste caso la carpintería lacadas en blanco (puertas y ventanas), aunque el resto de los muebles vayan en un tono cerezo, típico de una decoración de este tipo. Para los sofás, va bien un color arena, beige claro, gris perla… colores claros que alegren y den chispa al rojo.

Para ambientes modernos

Podemos decantarnos por un rojo más intenso, combinado con gris y blanco… y algún toque de negro. Si pintamos de un rojo muy intenso, yo aconsejo hacerlo en dos paredes máximo y el resto en un gris claro, para que no nos de un yuyu nada más entrar en la habitación.

Salon pared roja

En baños o dormitorios infantiles

Si queremos mantener una unidad en la casa, siempre podemos optar por otro color en estas estancias, y poner complementos en rojo en ellas. Por ejemplo, un baño en color tostado o arena y complementos en rojo, será perfecto para el resto de nuestra casa donde predomina este color.