Colores y diseños en el papel pintado

Una pared empapelada en el salón

Te damos algunos consejo de cómo combinar el empapelado con la pintura, también de cómo utilizarlos en los distintos ambientes, además de los colores y diseños recomendados.

Ahora se ha puesto muy de moda el papel pintado. Es otra manera de diversificar la decoración de nuestra casa. Los papeles, con sus diferentes diseños y texturas, nos aportan un toque de originalidad en la decoración.

Yo, como siempre, apuesto por la mesura. Prefiero un fondo de decoración tirando a neutro, donde podamos jugar con los complementos, y con los papeles pintados especialmente.

Cómo combinar el papel

Hoy en día, la moda son los dibujos muy grandes y exagerados. Propongo combinarlos con paredes pintadas en el mismo tono. Si empapela una habitación entera con un papel de estas características, le cansará muy pronto. Son muy bonitos el primer día, el segundo… a la semana, ya esta harto. Sin embargo, combinados con paredes en el mismo tono del papel, cansan mucho menos.

Empapelado en colores

En cada ambiente

Resultan ideales para entradas. Toda una pared en el papel elegido, y el resto pintado en uno de los colores predominantes en el papel. Además, como está en la entrada, es imposible que nos llegue a cansar (pasamos muy poco poco tiempo en esta estancia).

Para el resto de la casa, yo me inclino más por papeles más discretos o texturados. Hoy en día los fabricantes proponen papeles con texturas variadísimas… imitando telas, piedras, rafia, etc. Hay que tener mucho cuidado a la hora de colocarlos, ya que requieren colas especiales y no cualquiera puede hacerlo para que queden bien, y ojo! en muchos, se notan las uniones, factor a tener en cuenta.

Empapelado en dormitorio

El pasillo es un espacio de casa muy apropiado para el uso de empapelados, aquí luce muy bien el poner papel pintado en una pared y la otra pintada en el color predominante del mismo papel. Es una excelente forma de combinar los colores, pero cuidado con usar tonos oscuros o muy fuertes.

Otras posibilidades

Otra opción muy interesante es usarlos para un cabecero. Bien usando toda la pared de fondo, o bien en un tablero, pegado y ese será nuestro cabecero. Incluso se pueden superponer dos. Uno de papel y otro lacado superpuesto. El de papel sera de dimensiones mucho más grandes, para que destaque, abarcando las mesillas, y el lacado, sólo la cama. O bien ponerlo de suelo a techo…

Las posibilidades son infinitas, pero lo que siempre propongo, es combinar, papel y pintura.

En un papel de dibujo muy marcado, atención a los cuadros!! Se los puede comer el dibujo y ni siquiera apreciarse. Así que deben ser de dimensiones muy grandes o directamente prescindir de ellos.