Los verdes, cómo combinarlos

Verde malaquita

El verde se ha actualizado para traernos una nueva gama de colores para pintar las paredes, combinarlo con el resto de la decoración, con un resultado más alegre y luminoso.

Empiezo por decirles que el verde es un color que tradicionalmente no ha tenido buena reputación. En su versión más clásica, ha dado unos tonos muy, pero que muy feos. Antes la gente no se atrevía con tonalidades fuertes o alegres, y el famoso “verde agua” ha generado auténticos desastres.

Ahora que se han puesto de moda otras tonalidades del verde, ya me gusta mucho más. El verde pistacho, el manzana, el aguacate, el oliva… son verdes mucho más alegres y que dan unos interiores mucho más personales y llenos de vida.

Combinaciones recomendadas

Paredes oliva en el comedor

Cuanto más tire a amarillo, más fácil será de combinar y más luminoso. Al contrario, cuanto más tire a azul, más apagado se hará y más difícil.

Combinan bien con un sinfín de colores, todo depende del efecto que queramos conseguir. El verde oliva con marrón o con morado resulta muy elegante, el pistacho con amarillo o naranja, muy alegre. El manzana con rojo, muy vivaz. El aguacate, va muy bien con el chocolate. Todos ellos combinan muy bien con el gris.

Verdes suaves combinados

Dormitorio verde

Como decía al principio, el “verde agua” y todas las tonalidades suaves carecen de carácter y mal combinadas pueden resultar en ambientes sosos y sin vida. Es aquí donde podemos tener muy en cuenta los colores de los que se acompaña para crear un espacio armoniosos y a la vez agradable.

Si estás usando un tonalidad de verde suave se supone que es para favorecer a la luminosidad, entoces que mejor compañía que el blanco, y sus variantes. Techos, puertas y ventanas, muebles, sofás, tapizados, alfombras, distintos elementos de un ambiente que pueden vestirse de blanco cuando se usa el verde suave en las paredes.

Para crear un acento de color puedes usar tonalidades verde intensas en almohadones, cortinados, estampados, lámparas y complementos decorativos. Otros colores aptos para destacar son el magenta, rosa, naranja, turquesa, amapola, etc..

Los verdes en los distintos ambientes

Cocina verde pistachoy blanco

Son aptos para cualquier estancia de la casa, desde un dormitorio principal, en un oliva muy seco y con complementos en blanco y morado. Un dormitorio infantil, en pistacho y verde manzana, y combinado con rojo o naranja. En una cocina, la fórmica de alto brillo queda fenomenal en verde pistacho. En el baño, hay alicatados en verde que quedan fantásticos y combinado con blanco, da sensación de frescor.

Sin embargo estudiando decoración, siempre me lo contraindicaron para un comedor. Quizá en esta estancia, vaya mejor en los complementos y no en las paredes. Pero si tenemos el salón al lado del comedor, siempre podemos pintar el salón de verde, el comedor en un arena claro, y tapizar las sillas del comedor en el mismo verde… es una idea.