La elegancia y pasividad del azul

Sala pared azul Colour Futures

Sin dudas el color azul es difícil de ser combinado, pero tiene características que lo hacen especial para ciertos espacios, y gracias a las diversas tonalidades se adapta a casi cualquiera de ellos.

El azul es un color que transmite sensación de calma donde sea utilizado, las tonalidades más oscuras deben ser correctamente aplicadas pues pueden menguar de gran manera la iluminación de un ambiente. Pero combinado con blanco puede ser la solución a un ambiente poco iluminado.

Como ya sabemos, todos los colores generan distintas sensaciones, especialmente cuando se los utiliza en grandes superficies, como por ejemplo la pintura de las paredes. En este caso el color azul expresa quietud y reposo por lo que es utilizado en oficinas y sitios donde el trabajo que se realiza resulte estresante. En el hogar se logran aprovechar al máximo sus beneficios en dormitorios, estudios, salas de lectura y salón.

Estudio oficina azul

Con qué colores combinar al azul

Las tonalidades azules lucen muy bien con la madera, colores neutros, suaves y el blanco. Puede combinarse con verde, violeta o inclusive naranja para crear un ambiente mas dinámico. Pero sin duda su elegancia y pasividad son indiscutibles.

Las tonalidades azules siempre se han utilizado en habitaciones de varones, y seguramente es un color que siempre se va a hacer presente. Aquí pueden ser acompañados con colores alegres para reflejar un clima más moderno y juvenil. En este caso será apropiado combinarlo con verdes amarillentos, naranjas, rojos o violetas. Por otro lado si se utilizan tonalidades pasteles el ambientes se verá más delicado.

Dormitorio azul en las paredes

El azul es un color frío por excelencia, y en combinación con el blanco las sensaciones se potencian, por lo que no es recomendado para una casa en climas fríos, pero sí para reflejar frescura y amplitud en cualquier espacio.