Pintar y decorar en colores violetas o morados

La gama de violetas o morados son tonalidades fuertes especiales para pintar las paredes y que requieren de colores claros para contrastarlos y dar luminosidad.

Como ven, estoy haciendo un recorrido por todos los colores fuertes, y dentro de ellos, sus variantes. Así podemos ver de una forma clara cómo puede quedar nuestra casa al pintarla de un color o de otro, y qué errores debemos evitar.

El violeta resulta muy “chic” y ofrece unos ambientes muy cálidos. Los complementos ideales, son el blanco roto, el dorado, distintos tonos de malva, incluso el rojo. El amarillo paja, destaca mucho sobre este color, ya que es un complementario, podemos ver más sobre las relaciones de los colores en esta nota: El color en la decoración interior.

En qué ambientes es más apropiado

Domitorio lila violeta

En dormitorios queda muy bien en la pared del cabecero, y sobre esta un cabecero en piel blanca, por ejemplo. Una decoración muy actual y “urbanista”. Resulta perfecto para baños y cocinas. La tendencia en este caso va hacia el blanco con toques de color.

No debemos de olvidarnos en ningún momento de la iluminación. Para interiores en este color yo me decanto por lámparas modernas y de diseño, que destaquen sobre el color.

El mobiliario en blanco o en plata, también son muy buenos aliados del morado y berenjena. Al ser un color con mucho peso, debemos de cuidar al máximo los complementos.

Los colores perfectos para combinar con violeta

Paredes y estores estampados violeta

Todos los colores fuertes, combinan muy bien con el blanco, pero yo encuentro esta combinación demasiado drástica. Por eso yo siempre les hablo del blanco roto, amarillo suave, color nata muy suave. Esta gama de color también combina muy bien con grises. Un gris perla muy claro, hará un buen contrapunto.

En cuanto a los morados, violetas o berenjenas y partiendo de esta carta yo les aconsejo, en fuertes, en suaves y secos como el vino y tirando más a rosa. Pero hay un sinfín de tonalidades, todo depende de gustos y de lo fuerte que les guste el color. Siempre hagan pruebas de color antes de decidirse por uno u otro.